r e h a b i l i t a c i o n e s 

 

    R e h a b i l i t a c i ó n    A l m u d í n    X à t i v a   

Xátiva   (Valencia)    1983 - 1985

 Las obras del "Almodí" comenzaron en 1545 duraron tres años "L'obra del present Almodi fon acabada en MDXLVIII" reza la inscripción coronada de acceso. A finales del siglo XIX se convierte este edificio en museo arqueológico al alojar en él las piezas y restos procedentes de los sucesivos derribos que se llevan a cabo en la Ciudad. Tras las intervenciones sufridas a lo largo del tiempo, el Almodí se presente hoy como un edificio de reducidas dimensiones, articulado por un patio de orden jónico de proporciones 3 x 1. La planta superior carece de los elementos cornisas, impostas y ordenación de huecos, que la articularían con el orden jónico inferior al ser resultado de un recrecido ejecutado al convertirse en Museo.

En consecuencia, el objetivo de la intervención es conseguir la unidad del espacio claustral poniendo en relación ambas plantas mediante la recuperación del orden tipológico del patio renacentista.

 Descripción de la intervención:

Básicamente la intervención se ordena a partir de los siguientes apartados:

1º. La integración de la planta superior en sus fachadas recayentes al patio se realiza a través:

a). Ordenación de huecos axialmente respecto a sus respectivas campatas.

b). Articulación de éstos a través de la cornisa existente sobre la que se apoya el cuerpo superior, la imposta que ortodoxamente debía ligar las aberturas en su plano de apoyo, y la cornisa de remate, donde se entrega la cubierta.

2º. Se ciegan los huecos superiores en ambas fachadas, coetáneos de los ordenados en el claustro, para que al mismo tiempo que las fachadas presentan su aspecto original, obtener recorrido perimetral de la planta superior (dedicada a pintura) alrededor de la secuencia de los nuevos huecos, recayentes al patio, reforzando esta fuente de luz natural con la artificial ubicada en el mismo sentido.

3º. Se materializa a modo de "antiquarium", colocándose cipos, basas, lápidas de grandes dimensiones, etcétera, sobre un zócalo de piedra artificial, y aplicándose sobre el muro, escudos, capiteles, claves de bóveda, etc.

Se prevé dos corredores a lo largo de cada uno de los lados mayores del edificio que permiten contemplar de cerca, para expertos y curiosos, la labra de las piezas situadas a mayor altura, en general piezas que se situaban así en su situación original (capiteles, claves, lápidas, etc.), además de los escritos fechados indicadores de las cantidades de grano que se depositaban.

Uno de estos corredores permite un acceso de servicio a la planta superior, que se visita a través del edificio colindantes.

En planta Baja abierta al patio, pavimento de hormigón "in situ" ligeramente pulido, bases de las piedras y corredores de piedra artificial de igual color y textura que el pavimento.

En planta superior el pavimento es el tradicional barro cocido tratado para su limpieza acorde con el aspecto rural de la planta con su forjado de madera visto.

 

  o  b  r  a             

e s t u d i o  d e  a r q u i t e c t u r a :   g r a n  v í a  m a r q u é s  d e l  t u r i a  4 4  -  4 6 0 0 5  -  v a l e n c i a

tel  + 3 4  9 6 3  9 5 6  4 5 5  -  fax  + 3 4  9 6 3  9 5 5  5 6 8  -  a r q u i t e c t u r a @ m a n u e l p o r t a c e l i . c o m